Todos nuestros operadores turísticos en cada destino cuentan con los protocolos de bioseguridad establecidos y políticas de reprogramación y cancelación flexibles.
¿Cuándo podremos volver a viajar? Revisa nuestras recomendaciones

El Parque Arqueológico de Pisaq (o Pisac) es un grupo de edificaciones incaicas (una ciudad fortificada) que se encuentra ubicado en el distrito de Pisaq, en la provincia de Calca, en el departamento y región de Cusco. A una altura de 2 972 metros sobre el nivel del mar, y asentado sobre una montaña cercana al poblado de Pisaq. Se cree que su ubicación estratégica brindaba mayor seguridad al edificio además de encontrarse en una zona de control. El lugar también lo protegía, por la altura, de posibles atentados del pueblo Anti, con quienes estaban en constante enemistad.

Se dice que el conjunto arquitectónico que conforma Pisac habría sido construido durante el siglo X y XI de nuestra era, en el periodo de la expansión incaica y hubiera tenido finalidades urbanísticas y religiosas.

El nombre de Pisaq o Pisac, no tiene una traducción definida, aunque hay personas que creen que podría estar derivando del vocablo quechua pisaqa, en relación a un ave, cuya forma también habría tratado de ser representada en el diseño del territorio.

A nivel arquitectónico, en Pisac podemos observar, que de igual forma que la mayoría de las construcciones incaicas se encuentra construido a base de piedra labrada, de tal manera que los ángulos de las mismas encajan perfectamente unas sobre otras haciendo innecesario el uso de algún tipo de argamasa para la unión de las mismas.

En cuanto a la organización de las edificaciones del parque, podemos observar en él la presencia de diferentes sectores, aunque en líneas generales podría dividírselo en un sector religioso, otro urbano y un tercero agrícola. Respecto al primero, en este se incluye un área conocida como “Intiwatana” o “Intihuatana”, ubicado en la parte más alta del cerro, y llamada así a causa de que en ella se encuentra un objeto del mismo nombre. Un Intiwatana es un reloj solar, constante en las edificaciones incaicas y, que presenta por sí mismo un valor sagrado. Este Intiwatana era utilizado con finalidades astronómicas ya que permitía conocer los movimientos del sol y definir los solsticios y equinoccios.

En esta zona, junto con el reloj solar, puede verse la presencia de los restos arquitectónicos que hacen pensar que en el sitio también se hallara un Templo del Sol. Además puede observarse los vestigios de lo que sería un altar, también hecho en piedra, y en el que se encuentran esculpidos los tres niveles del mundo andino.

Otra área resaltante es la zona de Pisaqa, como parte del sector urbano, en este podemos ver que se trata de un grupo habitacional, en donde es destacable el sistema de aguas: fuentes y andenes. A nivel de los recintos habitacionales, también podemos observar que estos se encuentran agrupados circundando patios; el acceso a estos espacios además se percibe como restringido y se realiza a través de una entrada de doble jamba.

Una tercera área, es la zona de las terrazas de forma octogonal, en la que se observa la presencia de acueductos que permitieron el cultivo de un gran número de alimentos. Se piensa que estos acueductos tenían su nacimiento en alguna parte de la montaña, aunque el punto exacto de su afluencia de agua sigue siendo desconocido.

Un cuarto sector, además de los tres primeros mencionados, podría ser el llamado cementerio conocido como Tankanamarca y que habría sido el recinto funerario más grande de la región, que albergara más de 10 000 momias incas que lamentablemente hubieran sido saqueadas en busca de sus tesoros.

Junto con las edificaciones que hemos mencionado, quien viaje a este Parque Arqueológico, también podrá conocer el pueblo de Pisaq, en donde se lleva a cabo dominicalmente una feria artesanal, donde aún se practica el llamado “rantiy” o intercambio.

Para que el viajante llegue a este Parque, puede acudir con ayuda de algún transporte turístico o vehículo particular desde la ciudad de Cusco hasta el distrito de Pisac por un promedio de 40 minutos de viaje y de ahí, desde Pisac al Parque Arqueológico, también bus por unos 10 minutos. El ingreso al lugar es de 7 de la mañana hasta las 5:30 de la tarde previa presentación del boleto turístico general que puede obtenerse en la ciudad de Cusco, y que permite el ingreso –por diez días – a diferentes sitios arqueológicos de la zona. Se recomienda al viajero, no acostumbrado al clima variado del departamento, que viaje durante la época seca, comprendida entre los meses de abril a octubre.

Ver todos los tours en Cusco

Datos útiles sobre Parque Arqueológico de Pisaq

Medium_92_parque_arqueologico_de_pisaq
Parque Arqueológico de Pisaq

Ubicación en Parque Arqueológico de Pisaq

Región Cusco

Provincia Calca

Distrito Pisac

Latitud -13.4192

Longitud -71.8494

Altitud 3010 msnm

Ver Mapa

Clima de hoy en Parque Arqueológico de Pisaq