Todos nuestros operadores turísticos en cada destino cuentan con los protocolos de bioseguridad establecidos y políticas de reprogramación y cancelación flexibles.
¿Cuándo podremos volver a viajar? Revisa nuestras recomendaciones

Los petroglifos de Checta son un recurso turístico que se encuentra dentro del distrito de Canta, en la provincia del mismo nombre, en el departamento de Lima. Estos petroglifos se encuentran a tan solo un kilómetro antes de llegar hasta Santa Rosa de Quives por sobre los 1,000 metros sobre el nivel del mar.

Los petroglifos de Checta se encuentran en la ladera de un cerro de la comunidad y aquellos tienen la peculiaridad de hallarse bastante dispersos y en lo general aislados. De hecho la caminata a la cima del cerro tarda aproximadamente unos veinte minutos y por dicho lugar, es posible encontrar una mayor cantidad de petroglifos en conjunto.

Sobre el origen de estos petroglifos, se sabe, por algunos estudios realizados a la zona, que aquellos tendrían una antigüedad aproximada de entre 1800 y 1500 años, por lo que son atribuidos a la cultura Lima, que tuvo asentamiento por dicho lugar. El descubrimiento de los petroglifos de Checta data del año 1925, aunque tuvieron que pasar muchos años para que contaran con el reconocimiento estatal, pese a lo cual, todavía hoy en día, no se encuentran debidamente cuidados.

Los petroglifos de Checta forman un total de 450 y en ellos se reconocen imágenes antropomorfas y zoomorfas, aunque también un grupo de motivos geométricos. El significado de los petroglifos de Checta queda todavía por revelar, incluso existen petroglifos donde es posible reconoce seres que parecieran pertenecer a otro mundo, por las características sobrenaturales que poseen y que, según algunas hipótesis,  serían las representaciones pictográficas de sus deidades. Por otro lado, los petroglifos de Checta también son considerados, por algunos estudiosos, un espacio sagrado o de culto, aunque dicha afirmación todavía carece de pruebas suficientes.

Un estudio reciente respecto a los petroglifos ha revelado que en el lugar parecería hallarse lo que fuera la escritura más antigua del Perú, aquella que durante la época Colonial fue mencionada en las crónicas como quilcas y que es ni más ni menos que escritura ideográfica que tuviera una antigüedad promedio de 2000 años.

Para poder llegar hasta el lugar que alberga los petroglifos de Checta, es necesario seguir la ruta de la carretera hacia Canta, hasta la altura del kilómetro 60, desde ahí se sigue hasta llegar a una casa modesta, tras lo cual se prosigue con dirección al cerro próximo.

Para poder llegar hasta el primer petroglifo es necesario caminar aproximadamente veinte minutos. Ingresar al lugar no causa mayores inconvenientes ya que no cuenta con control de ingreso, no existen en el sitio ni guías, ni señalización interna, ni horarios establecidos, por lo que el recorrido al lugar tiene que hacerse por cuenta propia o en compañía de alguna empresa joven que se encargue de realizar tours por el lugar y pueda explicar al detalle lo que se sabe hasta la fecha de los restos hallados en Checta.

Desde la cima del cerro que alberga estos petroglifos es posible tener una estupenda vista de los alrededores y campos de cultivos. Asimismo, los alrededores de Checta, son áreas predominantemente naturales donde es posible encontrar restaurantes campestres y clubes del mismo tipo, en los que es posible acampar, y descansar tras el recorrido por la zona de los petroglifos.

Ver todos los tours en Lima

Datos útiles sobre Petroglifos de Checta

Medium_checta
Petroglifos de Checta

Ubicación en Petroglifos de Checta

Región Lima

Provincia Canta

Distrito Canta

Ver Mapa

Clima de hoy en Petroglifos de Checta