Todos nuestros operadores turísticos en cada destino cuentan con los protocolos de bioseguridad establecidos y políticas de reprogramación y cancelación flexibles.
¿Cuándo podremos volver a viajar? Revisa nuestras recomendaciones

El Santuario Histórico de Machu Picchu se encuentra ubicado en el distrito de Machupicchu, en la provincia de Urubamba, en el departamento y región de Cusco, con diferentes niveles de altitud. Es actualmente considerado un Santuario Histórico Nacional, protegido por el gobierno, además de una de las Nuevas Maravillas del Mundo desde el año 2007, y uno de los mejores destinos ecológicos dentro del continente.

Machu Picchu es uno de los lugares turísticos más importantes, no solo del Perú, sino también del mundo, y es la mayor obra a nivel arquitectónico, religioso y paisajístico que nos hayan legado los antepasados Incas. El Santuario fue descubierto en 1911 por la expedición norteamericana que estuviera dirigida por Hiram Bingham, quien se insertara en lo agreste de la zona, con la intención de descubrir la ciudad mítica de los Incas. Si bien Bingham realiza la primera expedición científica al lugar, este ya había sido recorrido antes por Agustín Lizárraga, quien guiara a los expedicionistas de 1911 hasta el sitio (aunque no hay registros públicos que otorguen a Lizárraga el descubrimiento oficial). Se dice también que los pobladores del área circundante conocían de la existencia del Santuario al que ya llamaban Machu Picchu, que en quechua quiere decir “Cerro Viejo”.

Se cree que el Santuario habría sido una de las monumentales obras que el Inca Pachacútec dejara durante su reinado. Para Pachacútec, Machu Picchu habría sido un testimonio de las hazañas ganadas. Machu Picchu ocupa un área de construcción total de 530 m. de largo por 200 m. de ancho, y en su complejo se albergan al menos unos 172 espacios menores.

Se reconoce dentro de las construcciones del Santuario dos sectores o áreas, la primera está orientada a fines agrarios, y la otra responde a un interés urbanístico. Respecto al Sector Agrícola de Machu Picchu, este se caracteriza por la presencia de terrazas, en donde además de reconocerse distintas canaletas y áreas destinadas al cultivo, pueden observarse construcciones hechas para ser pequeñas viviendas, posiblemente para el sector de agricultores. Cercano a esta zona, se localiza lo que podría ser un lugar de embalsamiento de los muertos del Imperio, mismo que se llama “roca funeraria” y que es una forma rocosa y suelta en la que se observa una escalinata. En esta primera área de Machu Picchu también se localizan diferentes depósitos o tambos.

En el sector urbano del Santuario, que también es llamado la zona sagrada, podemos observar la presencia tanto de recintos habitacionales, como de lugares destinados al culto religioso de los Incas, así como para ceremonias de carácter civil. De esta zona son resaltantes al menos cuatro templos, siendo estos: El Templo de las Tres ventanas, este se reconoce por la presencia de cinco hornacinas, de las cuales dos se encuentran tapiadas; al lado occidental de esta edificación se localiza una piedra labrada con escalones, mismos que estarían representando los tres mundos de la cosmovisión andina: “Hanan Pacha” o Mundo de Arriba, “Kay Pacha” o Mundo de aquí, y el “Ukju Pacha” o Mundo de Abajo.

Otro Templo, es el “Templo Principal”, en el que algunos creen que se adoraba al dios Wiracocha, este edificio se encuentra formado de tres partes en las que se observan 7 hornacinas trapezoidales en la cara frontal, y 5 en cada una de las laterales; cerca a este se ha encontrado la presencia de una roca monumental conocida como “altar de sacrificios”.

Además de los dos templos anteriores, también podemos encontrar el Templo del Sol, cuya puerta de ingreso se marca por una entrada de doble jamba. En la base del diseño de este templo observamos el uso de la planta semicircular cuya pared posterior se presenta recta y llana, mientras que las otras, de forma semicircular presentan dos ventanas de orientación Norte y Oriente, lo que, según estudiosos, la haría parecer, como el observatorio solar más importante del Imperio.

Como un último Templo resaltante de Machu Picchu tenemos el templo del Cóndor, esta es una edificación cuasi laberíntica, donde se nota el aprovechamiento de los contornos rocosos. En este templo se aprecia además la presencia de cuevas que posiblemente hubieran tenido una finalidad ritual, pero lo más importante, y lo que da el nombre a este sector es una piedra de gran tamaño que se encuentra tallada y en donde se puede interpretar la figura de un cóndor.

Entre otros restos arquitectónicos hallados en el Santuario cabe mencionar la “Casa del Sacerdote”, una construcción de dos pisos conectada con el Templo del Sol y donde se guardaran los utensilios utilizados para su ceremonia; este era además el único medio de acceso al templo. El otro espacio importante es la Plaza Sagrada, un grupo de estructuras en torno de un patio de forma cuadrangular. Cerca de esta Plaza, se pueden ver unas escaleras que conducen hacia el Intiwatana, el Intiwatana o reloj solar, se localiza en la parte más elevada del Santuario. Este Intiwatana es el más famoso de las construcciones Incas, no solo por su diseño, sino porque se dice que es capaz de absorber la energía del sol y transmitirla a aquellos que la toquen. Unos dos últimos sitios imperdibles durante la visita a Machu Picchu, aunque existen muchos más, son: La Tumba Real, ubicada debajo de del Templo del Sol, y donde se cree que fuera enterrada a momia de un Inca del Imperio, y, La Calle de las Fuentes, por donde circulaba agua utilizada para fines rituales.

A causa de su carácter de Santuario Histórico Nacional, en Machu Picchu también se encuentran protegidas una serie de especies de flora y fauna. A nivel de flora, el lugar alberga a menos de 200 especies de orquídeas distintas, mismas que, en parte se encuentran en peligro de extinción a causa de incendios, entre otros motivos (como también la venta ilegal). Sobre la fauna, es significativo en el Santuario la presencia de 300 especies diferentes de aves, entre otros animales, como el caso del extraño animal conocido como el venado enano también llamado sachacabra, junto con otros como la tanca taruka. En compañía con las especies animales y la vegetación protegida, también se guarece, por el carácter de santuario, la belleza paisajista, la geología y la arqueología (ya mencionada) del sitio. A nivel paisajístico y geológico, es resaltante la figura del Salkantay, que es la montaña nevada de mayor altitud de la cordillera de Vilcanota, misma que es venerada como un Apu (deidad andina) por los pobladores.

Para que nuestro viajero pueda llegar a este ancestral Santuario Histórico, deberá primero viajar desde Cusco hasta Aguas Calientes, el tiempo de viaje es de 3 horas y 30 minutos aproximadamente y se reparte de la siguiente manera por vía terrestre: 2 horas en auto desde Cusco hasta Ollantaytambo y de ahí vía ferrocarril, hora y media más hasta Aguas Calientes. Ya en este último lugar, para llegar al Santuario solo se debe realizar una caminata que durará 20 minutos o un viaje en bus de 8 minutos hasta el Santuario. El ingreso es previo pago de un boleto, mismo que cuesta s/122.00 para adultos extranjeros, s/61.00 para estudiantes extranjeros, s/62.00 para adultos peruanos, y s/31.00 para estudiantes nacionales. El horario de visitas es de 6 de la mañana hasta las 3 de la tarde.

Ver todos los tours en Cusco

Datos útiles sobre Santuario Histórico de Machu Picchu

Medium_98_santuario_histo_rico_de_machu_picchu
Santuario Histórico de Machu Picchu

Ubicación en Santuario Histórico de Machu Picchu

Región Cusco

Provincia Urubamba

Distrito Machupicchu

Latitud -13.1636

Longitud -72.5461

Altitud 2503 msnm

Ver Mapa

Clima de hoy en Santuario Histórico de Machu Picchu