Danzas del Perú

Foto de Danzas del Perú

Hablar de las diferentes danzas que existen en el país nos lleva a pensar en un increíble conjunto de movimientos y sonidos que serían imposibles de tratar en un solo texto sin ignorar algunos. Para evitarlo, hagamos un recorrido por aquellas danzas que han marcado un hito en nuestra historia, tanto por  sus sorprendentes pasos y sonidos, como por los increíbles instrumentos que usan para ellas y que,  las han llevado a ser conocidas mundialmente.

En un recorrido por territorio costeño nos topamos con la famosa Marinera. La Marinera es una danza peruana cuyo nombre surge tras la Guerra con Chile como un homenaje a la Marina del Perú, y que fue sugerido por Abelardo Gamarra, conocido como “El Tunante” y quien propiciara la escritura del primer pentagrama de dicho género. Si bien el origen de la danza no tiene una raíz certera, se tienen indicios que lo que se conoce como “Marinera Limeña” tiene sus orígenes en el baile llamado Zamacueca que fue practicada durante la Colonia por los grupos de negros en el territorio, sobre todo en Lima, y en la costa del país. La Marinera es un baile de galanteo donde la mujer ostenta gran coquetería. Aquel baile a lo largo de su historia presenta variaciones ya que además de la Marinera de Lima, se distingue también a la Marinera Norteña, que se baila en La Libertad y la Marinera Serrana, que se baila al aire libre en el departamento de Puno.

Otra danza emblemática del país es el Landó. Esta danza nació del sincretismo entre la cultura africana que arribó como esclava al virreinato del Perú y  los instrumentos que aquellos y sus descendientes pudieron obtener y fabricar en el territorio nacional. El Landó fue practicado en Lima hasta aproximadamente el siglo XIX y era una forma en que los descendientes africanos tenían para protestar por su libertad. Este baile daría origen a la danza de la zamacueca que devendría en la mencionada Marinera.

Le siguen a esta lista El Festejo, es festejo es un ritmo que se produce por el sincretismo y el mestizaje entre la cultura negra y los criollos que vivieron en Lima durante la Colonia. El Festejo era y es un baile que todavía se sigue bailando en territorios como Lima e Ica, esta danza se ve acompañada de golpes de cajón y quijada de burro, además de una guitarra. Los movimientos de esta danza se caracterizan por la gran presencia de movimientos de caderas, brazos, además de gestos y donde el propósito es enamorar a la pareja. Una de las danzas más representativas de este género es el Alcatraz, que se baila en las dos regiones antes mencionadas.

El Tondero, es otra danza peruana que, según se cree nace por influencia de la música gitana traída por los españoles que se viera mezclada en territorio peruano con la cultura de negros y andinos. Esta danza es oriunda del territorio de Piura, en especial de provincias como Morropón, aunque en la actualidad se danza en zonas que van desde La Libertad hasta Tumbes. Esta es una danza que incita al coqueteo y que se ve interpretada con ágiles y garbosos movimientos que se acompañan con contorneos.

Yéndonos un poco más hacia zonas andinas nos encontramos con la Danza de Tijeras, un baile ancestral que se baila actualmente en la región de Ayacucho, y que se ve acompañada de la música interpretada por un arpa y un violín. Esta es una danza mágico-religiosa, donde el “danzaq”, como es llamado quien baila, se encuentra en contacto con el espíritu del Wamani, deidad andina que lo protege, y que le permite realizar los increíbles movimientos de su baile, que se ven acompañados de las tijeras que portan en ambas manos. Esta danza es interpretada en diferentes zonas andinas del Perú, sobre todo durante las celebraciones agrícolas y forma parte de muchas competencias.

Una danza típica de las zonas andinas es el Huayno. Se dice que este baile tiene un origen incaico y que en la actualidad varía, según la región o poblado donde se interprete. En Puno por ejemplo se presenta en su variedad conocida como Cachwa o Cachua y se interpreta sobre todo en el Carnaval de San Sebastián en Juliaca. Otro estilo es el Huaylarsh, que se baila en zonas como Huancayo y que según el grupo de danzantes que lo interprete, presenta un final único; se sabe de aquel que inicialmente representaba la plantación de la papa. Una danza similar a la anterior es el Comun Huaylarsh que se baila Junín. El Ashu Tatay es una danza también propia de la zona de Junín y que asimismo tiene motivos agrícolas en su interpretación. 

A las danzas anteriores se suman una variedad de danzas amazónicas como el Apu Cashi que se baila en honor al dios murciélago; el Pistha, que es un baile ritual interpretado por los grupos de shipibos y conibos; la Amuesha, que es una danza guerrera, entre otros.